1 de junio de 2010

NAZI


NAZI



Alcé la vista mientras él continuaba declarando frente al tribunal. En la personación en el juicio coincidía por segunda vez con el hombre que me había marcado para siempre.

Después del accidente la asistencia sanitaria en el hospital había sido correcta. Sin embargo, el sanitario observaba mi herida en la frente con preocupación.

- Tendré que darle bastantes puntos a esa herida, el corte es grande-dijo cogiendo al mismo tiempo los útiles para coser.

-Por favor-le rogué- ,intente que no se vea la señal, que la cicatriz quede disimulada.

Entonces él contestó que haría un trabajo de diseño en mi cara y así fue. El resultado nos ha enfrentado en el juzgado y cuando he enseñado la cicatriz el Juez no ha tenido mas remedio que poner cara de asco:- Señor acusado, ¿no se le ocurrió disimular la cicatriz con algo que no fuera una maldita esvástica nazi?


Marien

17 comentarios:

Marien dijo...

Debido a mi obligado letargo paso de mes en mes, así que hoy dejo un retazo mini de lo que puede ser la cosa más vomitiva que conozco, además del olor a pies.
Besos

virgi dijo...

¡Uy, qué castigo una marca así!
Vete ya pensando en el próximo, para compensar este, un poco más dulce, porfi.
Te extraño cuando pasa tanto tiempo sin verte, querida Marien. Montón de besos, por el tiempo pasado.

El Drac dijo...

jajaja! qué risa, ya me preguntaba el porqué del juicio y tioene toda la razón...Un besote

elisa...lichazul dijo...

genial relato marien
nunca dejas de sorprendernos

besitos de luz

Lapiz0 dijo...

Buen relato. lleno de gracia y humor.

Un Saludo

Maribel dijo...

Al sanitario que cosió la herida se le vio el plumero. Mal gusto tenía el hombre.
Buen relato que espero te seleccionen.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Para matarlo.
Muy bueno.

Besos.

Sonia dijo...

Me encantan tus micro, son super originales!

Miguel Baquero dijo...

Como se suele decir, fue peor el remedio que la enfermedad

Nines dijo...

Tremendamente caustico este relato, te felicito una vez más, eres mágica escribiendo.jajaja.
un beso.

Mar dijo...

Nenaaaaaa... Paisanica...

Me alegro mucho de estar de nuevo por aquí y leerte, y reírme...

¡Qué cosas cuentas y con qué gracia!

Muy bien que lo hayas llevado a los Tribunales... jajaja

Besos.

zayi dijo...

Ya podían haberle hecho "la cara del Ché", que está tan de moda... jaja...pobre! ir por la vida con esa marca debe ser terrible, esperemos que no quiera viajar a Israel porque lo van a poner morado.
Un besito.

Liliana Lucki dijo...

Muy bueno !!!

Nadie lo pondrá morado.Muchos no se animan a mostrar los símbolos que adoran.

El problema es llevarlo con dolor o rechazo.
Solo de verlo....me estrujo.m.m..m.m.m.m.Puaj

Saluda,Liliana

B. Miosi dijo...

Ja, ja, ja, una svástica de cicatriz, no sé que hubiera hecho en ese caso, ¿y si hubiera sido judío?

¿Tal vez una hoz y un martillo? si fuese capitalista, o una cruz y resulta que el tipo era judío, o ateo... O una estrella de David y el tipo fuese un neo nazi...

Besos,
Blanca

Anónimo dijo...

Tema difícil.

Se animan pocos.¿Será ese el motivo por el cual

se dibuja el símbolo de noche,sin nombre ni apellido?



Cobarde el que se esconde....en el cuento ,se pueden

elegir distintos finales. Muy bueno.

Estela Chavero Seguí. La Plata.Argentina.

Carla dijo...

Que cuento! Que castigo! Excelente narración!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Demasiado castigo... sobre todo para mi que no soy partidario de esas cosas

Saludos y un abrazo.