24 de octubre de 2009

VÉRTIGO


VÉRTIGO

Festejaban el final de la estupenda temporada de vendimia. Un globo aerostático era la atracción sorpresa.
El dueño de la hacienda invitó a Carlos, su empleado de confianza, a acompañar a su señora en la emocionante experiencia. Aterrorizado por la petición, porque sufría de vértigo, accedió para agradar al matrimonio.
Flotaban en el aire cuando el viento provocó un movimiento brusco de la barquilla que lanzó al chico contra el escote voluptuoso de la mujer. Se agarró al espléndido busto con tal fuerza que los dedos se le agarrotaron mientras gritaba presa del pánico.
El globo aterrizó para desengancharle. Despidieron a Carlos y presentaron contra él una denuncia por agresión sexual. Mientras se dirime el litigio sobrevive tocando con un teclado musical, regalo de la primera comunión, una monótona melodía en una céntrica calle de la ciudad. Confía en la justicia y espera impaciente poder demostrar que solo tenía vértigo para recuperar su trabajo. Todavía le duelen los dedos.


Marien

24-Octubre-2009

32 comentarios:

Marien dijo...

En mi empeño de robar una sonrisa sigo prácticando con los micros que se proponen.
El vértigo del protagonista tiene dos lecturas. Que cada uno elija la que más se le "acomode".

TORO SALVAJE dijo...

Pobre Carlos.
Perdió el empleo, la confianza y el espléndido busto.
Que mal día tuvo.

Besos.

ROSA G.C. dijo...

Hola Marien, ja,ja qué mala suerte la de Carlos, a veces nos metemos en cada lío...
Un abrazo
Rosa.-

Emilio dijo...

Marien, es que hay escotes que verdaderamente dan vértigo :)

Saludos.

Ana dijo...

Jajajaja...Me ha encantado. Se te echaba de menos y has vuelto a lo grande.

Muchos besitos preciosa.

Menda. dijo...

Es que tenía que haberme ido yo en ese globo, cachis............Eso sí, escote voluptuoso no tengo, ajajajajaj. Ni vértigo, conste.Pobre carlos, ni siquiera 'on the air' tuvo suerte.

Sonia dijo...

ja ja ja... me encantan tus relatos en tono de humor. Lo del teclado musical, regalo de primera comunión, buenísimo, ja ja

virgi dijo...

Ese es el problema cuando queremos volar muy alto, luego la caída es mucho más dolorosa. ¡Qué bien que organizas los relatos, Marien! También a mí me encanta leerte, besos y abrazos

milagros dijo...

Ja,ja, es que a veces es mejor ser uno del montón en el trabajo y no destacar con el jefe. Pobre hombre.

Mar Solana dijo...

¡Jjajajajajaj, muy bueno, Marien y mejor contado!

Vaya, ya veo que le estás cogiendo el pulso al micro, está guay!!

En pocas líneas hay bastante profundidad... El tema del vértigo, como emoción o fobia humana da mucho juego...

Me ha gustado mucho...

ENHORABUENA MELOCOTONERA ;=))

Mar Solana dijo...

Oye, por cierto, lo del regalo de primera comunión... ¿no irá con segundas, no? Es que veo que a ALGUNAS les ha hecho mucha gracia, en fin...

:=)

Un beso por todo lo alto...

elisa...lichazul dijo...

es terrorifico!!(sufro de vértigo)

excelente relato marien
hay experiencias que mejor no vivirlas nunca

besitos de luz
buen fin de semana

Sonia dijo...

Mar, eso de ALGUNAS va por mí? Imagino que sí, pues nadie más lo ha mencionado. Efectivamente me ha hecho mucha gracia lo del regalo de comunión porque tanto a mí como a mis amigas nos regalaron uno, un casio pequeño con algunas melodías grabadas, con el que pasamos muy buenos ratos, pero con el que nadie en la actualidad se gana la vida. Imaginarme a alguien adulto con el organillo dale que te pego, pues me ha hecho gracia, la verdad, imagino que era la intención de Marien. Todavía no había tenido el placer de leer tu relato, que por cierto me parece muy bueno, ya que consigues transportarnos a todos a la infancia, a la magia y al pasado. No entiendo la suspicacia ya que suelo ser bastante clara en mis comentarios, y TODAS las críticas que hago intento que sean constructivas. Si no lo has sentido así conmigo, de verdad que lo siento.

zayi dijo...

MUY BUENO! DE VERDAD QUE ME GUSTAS MUCHO... ME ENGANCHÉ DESDE EL POBRE ELEFANTITO AL QUE LE SACARON EL OJO...¿SABÍAS QUE DESDE ENTONCES CADA VEZ QUE ME CRUZO POR LOS PASILLOS DEL MUNDO VISUAL CON UNO DE ELLOS, ME VIENE TU HISTORIA A LA CABEZA Y COMIENZO A MIRARLO CON MÁS TERNURA?.
YO NO CREO MUCHO EN LA JUSTICIA PERO SUFRO DE VERTIGO DESDE HACE UNOS MESES...OJALÁ TENGA SUERTE CON LA JUSTICIA PORQUE LO DEL VERTIGO NO SE SUPERA Y MENOS CUANDO ES POR VER MÁS ALLÁ DE NUESTROS OJOS.
BESITOS LINDA

Marien dijo...

Hola Mar,
Me he llevado una sorpresa al leer tus comentarios, el segundo concretamente.
Me pareció gracioso incluir el teclado musical que regalaban por la primera comunión. Este micro lo escribí en septiembre para el concurso de abogados y es casualidad que haya coincidido con tu relato de la Primera Comunión.
No entiendo tu segundo comentario, debo de estar algo torpe esta tarde. He leido el comentario de Sonia, que es la única que hace alusión al teclado, Casio también por cierto, y no creo que te refieras a ella, que siempre ha sido muy activa y constructiva en sus aportaciones.
Debe de haber algún matiz que se me escapa y por eso no entiendo lo que quieres decir con la alusión al doble sentido.
Insisto en que este relato es de septiembre y ha sido casualidad que estuviera lo del teclado de la primera comunión.
Como siempre agradezco a todos sus comentarios y lo único que pretendo es que nos riamos juntos, no ganar el Planeta.

Adolfo Payés dijo...

Me quedo con esa creatividad tan grande que tienes.. de entregarnos estas joyas.
Me gusto el toque del grito y el pegado a su voluptuoso, pero sobre todo ese proceso por acoso sexual.. esta buenísimo..

Un placer leerte

Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas un buen fin de semana...

MAJECARMU dijo...

Cortito y jugoso..!

A veces pasan estas cosas en la vida.. Hemos de enfrentarnos y agarrarnos a lo que más tememos.. y para colmo no nos han entendido..!!

Mientras, paga su aparente acoso.. limpiando su aparente culpa con la música inocente y blanca..

Buen escrito en clave de humor.
Original y sugerente,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre duelen los dedos, siempre se entumecen, siempre aparecen los padrastros....

Saludos y un abrazo

Lisandro dijo...

Juaz... me hizo reir, aunque debe ser preocupante estar en lugar de Carlos... un fuerte abrazo!

Miguel Baquero dijo...

Le está bien empleado por pelotillero y por agradador de jefes.
Muy buen contado y coincido en que lo del teclado de primera comunión es muy gracioso.

salvadorpliego dijo...

Mira que yo lo envidiaría por ese tipo de vértigos… jajajajajajajjaja… Genial la historia. Me encantó. Un gusto leerte.

Maribel dijo...

Qué bueno, Marien... Qué despliegue de ingenio, jajaja. Llevo una semana alejada de la blogosfera por un proyecto que ya contaré y me estaba perdiendo este micro tan bueno. Felicidades.

Un abrazo.

eva-la-zarzamora dijo...

Jajaj pobrecito Carlos.
Es que los pianistas en germen que se ignoran de mayores tienen las manos muy largas ;)
La Señora debía de tener un buen par también, estilo la estanquera de Amarcord... si lo iba provocando y tras la vendimia, con algún traguito de más pues... Sonrío.
A ver ¿si no despiden a un empleado por insultar al jefe, por qué despedirán a Carlos por agarrarse a lo primero que tuvo a mano y además con pruebas médicas que ratificarán su fobia a la altura? Estoy segura de que la Justicia actual, viendo cómo actúa con ciertos políticos seguro que no le da ni importancia a ese agarrarse a la exquisitez de la Sra.
Ahora bien, si fuera yo, dejaba la vendimia y me iba de gira a tocar el piano con la indemnización por perjuria :=))
Fuera bromas, Marien, cada vez me gustan más los relatos, te lo digo como lo siento.

Besitos, linda.

Gracias por estar siempre.

Lapiz0 dijo...

Por suerte el pobre, tenia de donde afirmar el cuerpo y que tanto si era de confianza...

La mala idea fue, dejar que el patron entrara al globo...

Pero le quedo gustando y cambio los tambores de guerra por un pianito de la primera comunion...

Un saludo

La sonrisa de Hiperión dijo...

La justicia es tan ignorante que cualquiera se fia de ella...

Saludos y un abrazo

Adolfo Payés dijo...

Paso a dejarte Un abrazo con mis
Saludos fraternos de siempre con mucho cariño..

Un beso

Que tengas un buen fin de semana..

Jaclo dijo...

Buenas noches:
Interesante relato y más aún el final, que queda pendioente de,
digamos un trámite ajeno a los que intervinieron en el suceso, como casi siempre ocurre en la vida real.
Saludos

Carla dijo...

Interesante relato Marien! Muy bueno! Me ha gustado mucho!

Mónica López Bordón dijo...

Hola Marien

Hoy te dejo un beso y una flor…

Joan Villora dijo...

Él gritaría de pánico, pero ella de dolor. Aún debe tener marcados los dedos. ¡Jospé que dañooo!

A partir de entonces, se le conoció como Carlos, el hombre cangrejo.

Y si ella comentó "Sólo es un pinzamiento", pasaría a ser la mujer de mármol.

Joan

Marien dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Jose Fco. Delgado Abad dijo...

Bonito blog, me gustó encontrarlo y leerlo. El relato entretenido y no se porqué cuando acabe de leerlo me miré los dedos.